Septiembre es el mes de la vuela, ¿no? Vuelta vuelta de las vacaciones, vuelta a la rutina, vuelta al cole,… Y también es la vuelta a la organización en la cocina y en nuestras dietas. Creo que a todos nos pasa que cuando estamos de vacaciones nos dejamos llevar un poco, y oye la mar de bien. Pero a la larga comer a deshoras, fuera de casa, con comidas menos saludables,… puede pasarnos factura.

Yo no es que lo haga bien, ni mucho menos, siempre tengo días de pecar un poquito, pero si partimos de una buena base nuestro día a día será más fácil. En general sabéis que me gusta comer bien, pero tampoco soy una obsesa de la dieta ni híper estricta en mi alimentación. De todas formas, sí que tengo algunos truquitos para intentar mantener mi alimentación saludable. Uno que no falla es la lista de la compra. Planifico bien lo que voy a necesitar. Si vamos al super sin una planificación seguramente caeremos en comprar de más y cosas sin mucho sentido o que igual no necesitamos. Con un buen listado de lo que nos falta en casa y lo que sabemos que vamos a necesitar durante la semana en base a los menús planificados (y no salirse de la lista!!), no compraremos cosas innecesarias. Si no tenemos algo en casa, no lo comeremos ¿verdad?

Otro truco que me va muy bien es planificar los menús. No hace falta que sea al detalle y no siempre tiene que ser un Batch Cooking. Podemos pensar en 4 o 5 platos base y que utilicen ingredientes similares, de manera que la lista de la compra sea común y que podamos adaptarlo cada día según lo que nos apetezca. De esta forma también somos flexibles. Lo que me gusta a mí del Batch Cooking es que en realidad no definimos qué plato vamos a comer cada día, sino qué ingredientes comeremos durante la semana. Si tenemos varias verduras ya cocinadas, cereales, legumbres,… podemos hacer las mezclas que más nos apetezcan cada día.

El mealprep es una forma de organizarnos, de comprar lo necesario, de más o menos ceñirnos a unas elaboraciones y así poder mantener una dieta saludable. Creo que ya no es necesario explicaros qué es el Batch Cooking ya que hoy en día es archiconocido. Pero al final el mensaje es claro: dedicar unas horas de tu domingo (o el día que mejor te vaya) a elaborar una serie de preparaciones que durante la semana podremos usar de forma variada para optimizar el tiempo en la cocina y crear platos más completos. A mí personalmente me soluciona mucho la vida para tener tiempo libre entre semana, comer bien y no tener que pensar en cocinar mucho cada día. Pensar en el tupper de la oficina es un martirio y con un montón de cositas ya cocinadas en la nevera se vuelve todo más fácil. También os digo, yo no lo hago todas las semanas, o al menos no así de grande como el mealprep que os enseñaré hoy. Me adapto según el tiempo que tengo o la previsión de la semana, pero aunque sea en menor medida siempre intento planificarme.

Si no habéis probado nunca esto del Batch Cooking, no os estreséis. Podéis empezar por menos elaboraciones, quizás para 3 días y ver qué tal os funciona, si os sentís cómodos y si os gusta. Como intuiréis, a mí me encanta cocinar y no me importa pasarme horas y horas y horas cocinando. Pero sé que ese no es el caso de todos, así que desde ya os animo a que lo adaptéis a cada una de vuestras circunstancias. De todas formas, os avanzo que he intentado que las elaboraciones previas sean muy básicas y que las recetas sean muy sencillas y prácticas.

Este Batch Cooking se basa principalmente en las comidas/cenas, pero también os doy algunos tips para desayunos o snacks. No os detallo específicamente elaboraciones previas para los desayunos, pero algunas ideas que funcionan muy bien son las gachas o overnight oats (ya que puedes prepararlas con hasta 5 días de antelación) y los puddings de chia (os aguantan bien 3-4 días). Por la mañana solo hay que ponerlo en un bol, servir con los toppings deseados y listo.

Un apunte final. A parte de las elaboraciones previas, yo siempre tengo en la nevera verduras varias (lechuga, rúcula, espinacas, aguacate,…), huevos, pescados (siempre me gusta cocinarlo al momento y es muy rápido), conservas,… que me ayuden a completar los platos. Y recordad también que este menú es una propuesta personal, con mis hábitos, pero que no soy nutricionista.

El menú que os presento consta de:

  • Ejemplo de menú para 5 días laborables (desayuno, comida y cena)
  • Elaboraciones previas para aproximadamente 5 días laborables
  • Ejemplo de 2 desayunos aprovechando parte de la elaboraciones (porridge de avena con varios toppings y banana bread con fruta fresca)
  • Ejemplo de 3 platos completos (boniato relleno, buddah bowl y berenjena rellena), pero podéis hacer muchos más platos con lo que vamos a cocinar
  • Ejemplo de 2 salsas/cremas para untar o para topping (hummus y salsa de berenjena)
  • Ejemplo de 2 snacks para media tarde o como comida/cena ligera (bruschetta y hummus con crudités)
  • 1 pan
  • 1 dulce (banana bread)

Algunos tips previos:

  • Para conservar los alimentos óptimos los 5 días os recomiendo mucho usar botes de cristal herméticos. Si vais a hacer salsas, patés compotas, cremas,… os recomiendo siempre añadir un poquito de zumo de limón, ya que actúa como conservante natural.
  • Las legumbres y granos los cocino “al dente” y dejo que enfríen antes de guardar en los tarros y refrigerar. Incluso podríais añadirle al bote un pelín de aceite de oliva para que tengan algo de humedad. De este modo no estarán pasados cuando los comamos, ya que siempre tendremos que darle un toque de calor al micro o en la sartén y terminarán de cocinarse.
  • Si preparo hamburguesas vegetales suelo hacer en más cantidad y así poderlas congelar y tener para más veces. Incluso si planifico comer más de un día a la semana veggie burguers, las conservo crudas (incluso las congelo) y las cocino al momento. Creo que están mucho más ricas.
  • No suelo cocinar el día del Batch Cooking ni pastas ni pescados. La carne depende. Si tengo pechugas de pollo que puedo marina y asar sí que aprovecho el horno, pero un bistec, una burguer o similar lo suelo preparar en el día. Si sois vegetarianos o veganos no tendréis este dilema 🙂
  • Optimizar al máximo la cocina es la clave. Mientras hervís los cereales y legumbres podéis aprovechar para cocinar al vapor. Y si vamos a encender el horno lo aprovechamos al máximo. En mi caso cociné 4 bandejas de verduras y mientras preparé un banana bread y un pan. Cuando las verduras estaban listas, tenía ya el banana bread listo para ir al horno. Como tiene una cocción larga, mi pan tuvo tiempo de levar y en acabar el pan de plátano pude hornear el pan.

Elaboraciones previas

Siempre intento preparar menús sencillos y lo más saludables posibles. No soy vegetariana, pero no suele comer mucha carne. Para este Batch Cooking optaremos por el tofu como proteína, así como legumbre. También en alguna elaboración usaremos huevo y pescado. De todas formas, podéis usar la proteína que deseéis (carne, pescado, legumbres, huevo, tofu, seitán, queso, soja texturizada, tempeh,…). Por lo que respecta a las verduras yo utilizo las que más nos gustan en casa y que están de temporada, pero adaptadlo sin problema a vuestros gustos. Lo mismo con los cereales y legumbres.

Recordad que hablamos de optimización, así que para las elaboraciones que requieren horno intentad unificarlo por bandejas, horneando en varias alturas varios ingredientes a la vez.

  • La noche anterior al Batch Cooking pondremos en remojo los cereales y legumbres. Yo usé 250 gr de arroz integral, 150 gr de quinoa y 350 gr de garbanzos. Es un paso opcional, pero absorberemos mucho mejor los nutrientes con este truco.
  • También la noche anterior marinaremos el tofu para que vaya cogiendo todos los sabores y esté mucho más sabroso. Cortaremos a cubitos 100 gr tofu y lo mezclaremos con 1 cdita de orgégano, 1 cdita de ajo en polvo, 1 cdita de escamas de sal de boletus y ajo de De La Conca, 1 pizca de sal de mostaza y laurel de De La Conca (aprovechad ahora el 10% en toda la tienda. Código: virutasdelimon) 1 pizca de pimienta, zumo de ½ limón, 2 cdas de aceite de oliva y 2 cdas de salsa de soja (o tamari).

El día del Batch Cooking lo primero que haremos será preparar las verduras que van al horno:

  • 2 berenjenas enteras
  • 1 boniato entero
  • 4-5 dientes de ajo chafados
  • 4 cebollas enteras
  • 1 berenjena por la mitad
  • 1 boniato a cubos
  • 1 patata grande a gajitos
  • 1 calabacín a cubos
  • 3 zanahorias por la mitad
  • 1 puñado de tomates cherry
  • 1 puñado de champiñones
  • 1 coliflor pequeña a ramilletes
  • 1 mazorca de maíz

Las legumbres y cereales los cocino con sal. Y para el resto de elaboraciones, que esta ves lo cocinaremos todo al horno, simplemente pongo un poco de sal o escamas de sal y un chorrito de aceite. Me gusta cocinarlo bastante neutro, para poder mezclar los ingredientes sin problema y condimentar luego a la hora de montar al plato.

Estas cantidades son para dos personas. Si en algún caso queréis preparar más o menos cantidad de la que os indico, no hay problema. Y si veis que os surge un imprevisto y que hay cosas que no vais a consumir, ¡no os olvidéis del congelador!

A parte de esto, mientras se cocina lo anterior, también prepararemos:

  • Tuppers de fruta fresca listos para comer (mango, uvas, fresas, arándanos, frambuesas y plátano para congelar)
  • Crudités para dippear o como snack (1 pepino y 2 zanahorias), que conservaremos un un tarro con agua para que sigan frescos
  • 1 banana bread para el desayuno o como snack dulce (para hornear al sacar las verduras)
  • 1 barra de pan de espelta (que levará mientras se hornean las verduras y el banana bread y que cocinaremos tras hornear el banana bread)

Una vez cocinadas las verduras y legumbres, vamos a preparar también unas salsas/cremas:

  • Salsa de berenjena
  • Hummus tradicional

¡No es tanto como parece, de verdad! Mucho lo hace el horno o la olla. Veréis que con muy pocos pasos conseguiremos platos deliciosos. Y para que sea más fácil visualizarlo os he preparado un vídeo súper chulo con todas las elaboraciones y algunas recetas, que podéis ver al final del post o en mi Instagram.

Menú semanal

A continuación, os muestro cómo he combinado todas mis elaboraciones en un menú semanal. He intentado intercalar alimentos para no comer dos días seguidos lo mismo. Más abajo os dejo las recetas concretas de 2 desayunos, 2 salsas/cremas, 2 snacks, 3 platos, 1 pan y 1 banana bread.

Notas:

  • Para los desayunos podéis inspiraros en mi Batch Cooking de primavera, donde os daba un montón de recomendaciones o ver el montonazo de recetas de desayunos que tengo en el blog.
  • Los snacks o dulces podéis no prepararlos o preparar otras recetas del blog. Pero me ha parecido interesante incluir algunos para que veáis cómo he aprovechado el mealprep para preparar estas recetas.
  • Como os decía más arriba, los alimentos cocinados en el Batch Cooking son la base, pero a estas preparaciones añado también alimentos frescos, verduras, frutas, yogures, germinados, semillas,… es decir, básicos que completan los platos y que no necesitan un tiempo de preparación o es mínimo.
Lunes

Desayuno: Porridge de avena con fruta fresca + 1 onza chocolate negro + Chai latte
Comida: Buddah bowl
Cena: Garbanzos + Greens + Veggie burguer (que tenía congelada)

Martes

Desayuno: Tostadas de pan casero + Aguacate + Huevo duro + Café
Comida: Boniato relleno
Cena: Ensalada fría de quinoa (con ls fruta de temporada)

Miércoles

Desayuno: Smoothie bowl con plátanos congelados, frutos rojos congelados (siempre tengo en mi congelador), un puñado de espinacas y decorado con higos y semillas + Infusión de 5 mentas de De La Conca (aprovechad ahora el 10% en toda la tienda. Código: virutasdelimon)
Comida: Verduras al horno con queso de cabra + Arroz + Tofu (o proteína al gusto)
Cena: Bruschetta variada

Jueves

Desayuno: Banana bread + Fruta fresca + Café
Comida: Berenjena rellena
Cena: Quinoa + Verduras asadas + Pescado (o proteína al gusto)

Viernes

Desayuno: Pudding de chia con yogur, granola casera, fruta freasca y crema de cacahuete + Manzanilla
Comida: Frittata con verduras que sobren + Hummus con crudités
Cena: Pizza casera de espelta (tenía una masa en el congelador) con verduras del Batch Cooking, salsa de tomate casera y mozzarella

Entre horas, para media mañana o merendar, suelo comer futas, frutos secos, zumos o smoothies, yogur con granola, alguna galleta o bizcocho que haya preparado,…

Extras

1. Pan de espelta
2. Banana bread

RECETAS

A continuación, os detallo las cantidades para 2 personas de algunas recetas que he preparado a partir de los ingredientes cocinados. Como os decía arriba, abajo del todo os dejo una vídeoreceta con todas estas recetas en vídeo.

Como veréis en el vídeo (y por el orden en que os muestro las recetas) lo primero que haremos será cocer las legumbres y los cereales según las indicaciones del paquete y recordando dejarlas un poco “al dente”. Después prepararemos todas las verduras que van al horno y mientras se hornean prepararemos el banana bread y el pan. Para acabar con las elaboraciones dejaremos listos el hummus y las salsa de berenjena.

1.
Pan de espelta

Siempre que hago un Batch Cooking me gusta hacer algo de pan. En casa nos encanta y lo comemos en el desayuno o para algún aperitivo o cena ligera. Lo ideal es que se puede congelar e ir cogiendo las porciones que se necesiten durante la semana. En este mealprep haremos un pan de espelta (en este post de pizza de espelta os cuento todos los beneficios), en forma de barra, aunque también podríais darle forma de hogaza.

300 gr  harina de espelta – 200 gr agua (quizás necesita un pelín más) – 10 gr sal – 5 gr levadura seca (o 12 gr levadura fresca)

1. En un bol mezclaremos la harina y la levadura. Luego agregaremos el agua (que mejor si está tibia) y combinaremos con una cuchara. Empezaremos a amasar con las manos y cuando ya podamos hacer una bola agregaremos la sal y amasaremos para integrarla.

2. Amasaremos 10 min o hasta tener una masa elástica, lisa y que no se pega. Haremos una bola.

3. Engrasaremos un bol con aceite y pondremos la masa dentro. Taparemos con film y dejaremos que leve entre 1 y 2 horas o hasta duplicar su tamaño.

4. Cuando la masa ya haya fermentado, enharinaremos ligeramente la superficie de trabajo y estiraremos la masa para darle la forma deseada. En mi caso hice una barra, así que estiré un pequeño rectángulo y enrollé presionando y tensionando la masa. Al final pincé las uniones. Pondremos la barra sobre una hoja de papel de horno, la taparemos y dejaremos que repose 30 min.

5. Pre-calentaremos el horno a 210ºC (si estamos haciendo el Batch Cooking ya lo tendremos pre-calentado) y lo cocinaremos unos 20-30 min. Cuando esté dorado lo sacaremos y para comprobar si está hecho daremos unos golpes en la base. Si suena hueco la miga estará cocida. Si tenemos un termómetro podemos pinchar el pan por abajo y si la temperatura es más de 92ºC estará listo.

6. Al sacarlo del horno dejaremos que enfríe por completo sobre una rejilla. Después lo cortaremos a rodajas para poderlo congelar y usar cuando necesario.

2.
Banana bread

Es un postre muy versátil y que además sacia bastante. Me gusta incluirlo en mis desayunos con algo de fruta o un yogur, o incluso como snack de media tarde. Es un bizcocho saludable y muy jugoso, un festival de sabores y texturas. La clave de este bizcocho está en utilizar plátanos maduros, pues conseguiremos un extra de dulzor natural y un extra en textura. En el blog tenéis la receta completa con detalles.

200 gr harina integral – 80 gr panela – 1 cdita levadura – 1/2 cdita sal – 1/2 cdita canela – 1/2 cdita bicarbonato – 1 cdita esencia vainilla (ocpional) – 1/4 cdita jengibre en polvo – 3 plátanos maduros + 1 para decorar – 2 huevos – 70 ml aceite de coco – Chocolate negro

1. Pelaremos y chafaremos los plátanos hasta hacer un puré. Reservaremos.

2. En un bol mezclaremos los secos: la harina con la sal, la levadura, la canela, el bicarbonato, la canela y el jengibre. Reservaremos.

3. En un bol batiremos los huevos junto a la panela, el aceite de coco y la esencia de vainilla. Cuando esté bien combinado agregaremos los plátanos en puré y removeremos hasta integrar bien. Seguidamente tamizaremos los secos encima de la mezcla y removeremos con una espátula hasta integrar por completo y no ver rastros de harina.

4. De forma opcional agregaremos unos trozos de chocolate negro, pero también podríamos usar frutos secos o no poner nada.

5. Verteremos la masa en un molde alargado y forrado con papel de horno. Hornearemos a 180ºC durante 50-60 min.

6. Al sacarlo del horno lo dejaremos 15 min en el molde y luego lo desmoldaremos y lo pasaremos a una rejilla para que enfríe por completo. Luego, a mí me gusta conservarlo sin cortar (se seca menos), en el mismo molde y tapado con el mismo papel de horno y aluminio. Aguanta perfecto 4-5 días.

3.
Salsa de berenjena

Esta salsa o crema la he descubierto hace poco y me encanta. Tiene un sabor neutro pero delicioso y combina con todo. A mí me gusta mucho usarla en pastas, arroces, para verduras rellenas o para acompañar carnes o pescados. El punto clave es asar las verduras (que lo hacemos durante el Batch Cooking), pues es lo que le da un tocazo de sabor increíble.

1 berenjena asada del Batch Cooking  – 1 cebolla asada del Batch Cooking – 1 diente de ajo asado del Batch Cooking – 2 cdas aceite de oliva – 1 pizca sal – Zumo 1/2 limón (opcional)

1. Sacaremos la piel de la berenjena, que si está bien asada saldrá sola. También pelaremos el ajo.

2. Pondremos todos los ingredientes en una batidora y trituraremos hasta tener una textura cremosa.

3. Conservaremos en un tarro hermético de cristal en la nevera.

4.
Hummus tradicional

Un buen tarro de hummus te arregla cualquier comida. Es súper fácil de preparar, muy versátil y nutritivo. Tenerlo siempre a punto en la nevera es un puntazo. Podemos comerlo con unas crudités, untarlo en pan, agregarlo a arroces o ensaladas,… Me gusta preparar hummus clásico para poderlo combinar de varias formas, así dependiendo de para que lo queremos usar podemos ir saborizándolo a tu gusto.

240 gr garbanzos cocidos del Batch cooking – 40 ml agua – Zumo 1/2 limón – 2 cdas aceite de oliva – 1 y 1/2 cdas tahini  – Sal al gusto – Pimienta al gusto

1. Pondremos todos los ingredientes en un vaso o una batidora.

2. Trituraremos hasta tener una textura cremosa. Si es necesario ajustaremos de agua/aceite y sazón.

3. Conservar en un tarro de cristal y hermético en la nevera.

5.
Desayuno: Porridge de avena con fruta fresca

Mi desayuno salvavidas. Es un desayuno súper sencillo y que me sacia muchísimo. Con muy pocos ingredientes tenemos una base súper saludable y que podemos variar cada mañana con diversidad de toppings. Podemos cocinar la avena con agua, con leche o bebida vegetal o un mix de ambos. A mi mes gusta usar solo bebida vegetal porque así queda más cremoso y me encanta (con el agua queda menos “ligado”). En realidad con eso es más que suficiente, pero para darle un toque de sabor siempre me gusta añadir algunas especias o incluso un buen plátano maduro para endulzar. Hoy os enseño mi receta básica, la más sencilla.

200 ml bebida de almendra – 30 gr copos de avena – 1 pizca canela – 1 chorrito sirope de agave – 1 onza chocolate negro – 1 tarro de fruta fresca del Batch Cooking

1. Pondremos en un cazo todos los ingredientes menos la fruta. Llevaremos a fuego medio y removeremos hasta que la avena haya espesado. La consistencia puede variar según vuestros gustos, a mí me gusta espesito, así que lo dejo hasta casi 10 min, pero si lo queréis más líquido quizás con 5 min tenéis suficiente.

2. Pasaremos la avena a un bol y agregaremos una onza de chocolate negro. Con el calor del porridge se derretirá y está delicioso. Luego cogemos un bol de fruta ya lavada y preparada para comer (que habremos hecho en el Batch Cooking) y lo añadiremos como topping.

Listo para desayunar.

6.
Desayuno: Banana bread con fruta fresca

Lo más sencillo del mundo. Cortaremos un par de trocitos de nuestro banana bread y lo pondremos en un plato. Cogeremos uno de nuestros potecitos de fruta fresca del Batch Cooking y acompañaremos con un café, té, infusión,… Una manera dulce e ideal de empezar el día.

2 rebanadas de banana bread del Batch Cooking – 1 tarro de fruta fresca del Batch Cooking

1. Cortar el banana bread y servir con fruta fresca.

7.
Snack: bruschetta variada

Me encantan las bruschettas, de todo tipo. Me encanta prepararlas para el aperitivo o cuando quiero optar por una cena ligera. Su preparación es muy sencilla pero para su éxito es fundamental utilizar ingredientes de calidad.

3 rebanadas de pan de espleta del Batch Cooking – Hummus del Batch Cooking – Unos tomates cherry asados del Batch Cooking – 1/2 aguacate – 1 puñado de rúcula

1. Cortaremos unas rebanadas de pan o las tostaremos si lo hemos congelado.

2. Las untaremos con una abundante capa de hummus.

3. Encima de cada rebanada colocaremos unas láminas de aguacate y unos tomates cherry. Acabaremos con unas hojas de rúcula para ponerle el toque verde a nuestro plato.

8.
Snack: hummus con crudiés

Este snack, aunque muy sencillo, es la salvación para una comida tardía, una cena ligera o un aperitivo de media tarde. Es una fuente ideal de proteína vegetal, se prepara en un momento y además aguanta hasta 7 días en la nevera si lo conservamos bien. Así que nos soluciona muchas comidas o cenas.

Hummus del Batch Cooking – Crudités del Batch Cooking – Rebanadas de pan tostado del Batch Cooking (opcional)

1. Simplemente tendremos que poner en un bol una buena cantidad de hummus y acompañar con las crudités y el pan.

9.
Comida/cena: boniato relleno

Si hemos hecho el Batch Cooking, esta es la receta más sencilla del mundo. Simplemente hay que poner el boniato asado en un plato, mezclar las verduras y cereales o legumbres que queramos que ya tengamos preparados (es genial como receta de aprovechamiento) y servirlo encima del boniato. Voilà, así de sencillo. Es un plato delicioso y lleno de nutrientes, muy completo.

1 boniato entero asado del Batch Cooking – Verduras asadas del Batch Cooking (yo usé calabacín, champiñones y cherrys) – 3 o 4 cdas arroz integral del Batch Cooking – 2 o 3 cdas garbanzos cocidos del Batch Cooking – Salsa de berenjena del Batch Cooking

1. En un bol mezclaremos las legumbres y/o cereales deseados con las verduras que queramos usar para el plato.

2. Pondremos el boniato en un plato y lo abriremos bien por la mitad. Encima volcaremos el relleno anterior y decoraremos con la salsa de berenjena para ligar.

10.
Comida/cena: buddah bowl

Me encantan los buddah bowls porque son una alternativa saludable a los tradicionales “platos combinados”. Incluyen diversidad de ingredientes saludables, cocinados o crudos, y nos permite combinar en un solo plato hidratos, proteínas y grasas saludables. Bien combinado, es un plato que tiene grandes propiedades nutricionales y funcionales, además de que es súper saciante. A la hora de preparar un buddha bowl es importante elegir bien los ingredientes. Para la base recomiendo un carbohidrato, al que agregamos otros vegetales variados. Siempre me gusta un pequeño extra de proteína y terminar con alguna grasa saludable como semillas (girasol, calabaza, sésamo…), edamames, nueces, aguacate,…

6 o 7 cdas quinoa del Batch Cooking – 3 o 4 cdas tofu del Batch Cooking – Boniato a cubos del Batch Cooking (cantidad deseada) – Calabacín del Batch Cooking (cantidad deseada) – Tomates cherry del Batch Cooking (cantidad deseada) – Champiñones del Batch Cooking (cantidad deseada) – Zanahorias asadas del Batch Cooking (cantidad deseada) – Unos ramilletes de coliflor del Batch Cooking (cantidad deseada) – 3 cdas salsa de berenjena del Batch Cooking

1. Pondremos en la base de nuestro bol la quinoa e iremos agregando el resto de ingredientes encima. A mi me gusta ir poniendo los ingredientes en círculo y en el centro la salsa o crema.

2. De forma opcional podéis añadir algunas semillas o frutos secos por encima.

11.
Comida/cena: berenjena rellena

Es una receta genial para la vuelta a la rutina, ideal para llevar a la oficina (si la “nueva normalidad” nos lo permite) o para una comida o cena rápida cuando vamos a tope y no tenemos tiempo. Es muy sencilla si tenemos las elaboraciones previas hechas y no usamos ningún ingrediente “raro”. El contraste de sabores y textura me encanta, sobretodo si la berenjena está bien asada y bien blandita. ¡Me encanta!

1/2 berenjena asada del Batch Cooking – Hummus del Batch Cooking – 1 cebolla pequeña o 1/2 asada del Batch Cooking – Calabacín del Batch Cooking (cantidad deseada) – Tomates cherry del Batch Cooking (cantidad deseada) – Albahaca fresca – 2 o 3 rodajas de queso de cabra

1. Pondremos la berenjena en un plato y pintaremos con una abundante capa de hummus.

2. Encima iremos colocando las varias verduras y acabaremos con unas hojas de albahaca fresca y unas rodajas de queso de cabra desmenuzadas.

¡Imprime esta receta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario